Los circuitos más ligeros y delgados del mundo.

Un grupo de investigación dirigido por el profesor Takao Someya y el profesor Tsuyoshi Sekitani de la Universidad de Tokio ha logrado desarrollar los circuitos orgánicos más ligeros y delgados del mundo, mismos que podrían tener aplicaciones de atención médica en el futuro cercano.

La inserción de los circuitos en una película plástica ultraligera los hace más ligeros que una pluma, extremadamente flexibles durables, delgados y capaces de ajustarse a cualquier superficie, estas características permitirán que el usuario no tenga limitaciones en movimiento o que se requieran de cuidados excesivos para su mantenimiento o funcionalidad.

Los circuitos  se fabrican en rollos de una película plástica de una  micra de espesor, por lo que resulta  fácilmente escalable y barato de producir,  si el circuito se coloca sobre una superficie de goma se convierte en extensible, capaz de soportar hasta 233% de deformación por tracción, al tiempo que conserva la funcionalidad completa.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies