Ola Migratoria a Europa y Norteamérica, ¿Invasión o Proceso de Cambio Natural?

  1. La migración se ha convertido recientemente en un asunto podría decirse de seguridad nacional en varios países y ha sido un tema recurrente a últimas fechas gracias tambien a la polémica desatada por Donald Trump y su discurso anti inmigrante ilegal, que para muchos es racista.

Una ola de migración a los países desarrollados en un número sin precedente en la historia reciente, especialmente a Europa se ha venido dando en los últimos años de tal forma que muchos la han llamado o la consideran una invasión. Esta ola está formada principalmente por ciudadanos de países del Medio Oriente desplazados por la guerra, además de gente proveniente del África negra y el norte de ese mismo continente, la zona árabe.

Hay que mirar este capítulo de nuestra historia desde distintas perspectivas.

 

National Geographic España (octubre 2016)

Los 10 países que han recibido migrantes en mayor número empezando por el número uno son: Estados Unidos, Alemania, Reino Unido, Canadá, Francia, Australia, España, Italia, Los Países Bajos y Suecia, en este orden. Este fenómeno no es nuevo, en la década de 1990 hubo un alto índice en el movimiento migratorio dentro de Europa misma consecuencia de la guerra en los Balcanes. Actualmente Rumania es el país Europeo con un mayor número de emigrantes, la mayoría de ellos se quedan en otros países con más oportunidad de trabajo dentro de Europa misma.

La migración ha sido promovida por las políticas dentro de varios de estos países como es el caso de Angela Merkel en Alemania como una medida para compensar el declive poblacional que ha estado experimentando ese país. De acuerdo al diario The Guardian “La canciller Angela Merkel en su discurso del año nuevo (31 Dec 2015) pidió a los alemanes que consideren las llegadas de refugiados como “una oportunidad para el mañana” e instó a los escépticos a no seguir a los traficantes de odio racistas”.

Encabezados afirman un incremento en los crímenes violentos de los cuales hacen responsables a los migrantes, como violaciones, asesinatos y robo; en la red abundan los artículos y videos en los que se afirma de un cambio en el estilo de vida de estos países, para mal, causado por ciudadanos no-Europeos. Voy a compartir una serie de videos, de los cuales sugiero que no sólo vean el contenido sino que también lean los comentarios.

.

Hay reportes que muestran un incremento del 10.4% de crimenes violentos en Alemania en 2015 y 2016, este reporte dice que el 92.1% de este incremento es imputable a los inmigrantes. Sin embargo este reporte también menciona que esos crimenes fueron perpetrados por inmigrantes hacia otros inmigrantes. De esta cantidad además se lee que el 17% es atribuible a ciudadanos provenientes de África del Norte.

.

Videos y comentarios de todo tipo circulando en internet con material aparentemente no racista expresando su inconformidad por lo que ellos ven como invasión (principalmente musulmana) promovida desde sus mismos gobiernos y que muchos ven como parte de una agenda en la que el mundo occidental y sus valores sería destruído por varios elementos incluídos en una agenda liberal llamada por muchos Marxismo Cultural, la cual promovería entre otras cosas un multiculturalismo concebido mas bien en un contexto de homogeneización social y cultural. Para muchos otros esta es otra teoría de conspiración fabricada por blancos racistas de la extrema derecha.

En el otro lado de la moneda vemos países en vías de desarrollo cuyos recursos naturales son explotados por empresas transnacionales provenientes de estas naciones desarrolladas, países cuyos ciudadanos son usados como mano de obra barata con un estilo de vida muy por debajo de lo aceptable; la corrupción en muchos casos es tolerada y hasta promovida por instituciones lideradas por estas naciones desarrolladas. Por no mencionar las guerras en varias zonas del mundo muchas de ellas promovidas y ejecutadas por los países ricos que ahora reciben a los migrantes, principalmente el Medio Oriente, los ejemplos más sonados son la guerra en Afganistán, Siria e Irak.

En mi experiencia personal puedo decir que he visitado lugares que me han dejado gratamente impactado debido precisamente a la diversidad cultural, Nueva York, Chicago, París entre otros. Tantas razas, lenguas y culturas diferentes en un mismo lugar despiertan la curiosidad y la maravilla; muchas personas seguramente al contemplar este fenómeno también han quedado con la boca abierta y regresado a sus países de origen con una muy grata experiencia. Me cuento entre las personas que están a favor de esta diversidad cultural. Esta variedad cultural es en sí misma una cultura.

Por otro lado, también importante decir algo sobre lo mágico que hay en ir a un lugar donde uno va a entrar a una dimensión diferente, en donde uno conocerá a un cierto tipo de raza, gente con su particular tipo de ojos, tonalidad en la piel que pareciera va de la mano del sabor de su comida, del ritmo de su música que habla de su historia y sus sueños, de sus tristezas y alegrías. Lugares con su propio clima, con sus propios aterdeceres y leyendas; con un espíritu muy particular. Es como si fuéramos a otro planeta dentro de este mismo.

He podido conocer culturas semiaisladas o al menos con poco contacto con lo que conocemos como cultura occidental, poblados enclavados en las montañas o en medio de la selva que me han marcado de por vida. Pequeñas civilizaciones que también vivieron su propia “invasión” culural, y que al correr del tiempo, fines del siglo XX su riqueza se perdió o se ha ido perdiendo. Al paso de los años y ya con la globalización llegando a cada vez más rincones del mundo ya no encontré más esa diferencia hechizante la cual me impulsaba a ir a lugares de este tipo, en su lugar encontré que los chicos ya también portaban camisetas de los Rolling Stones, encontré que los chicos ya no hablaban más la lengua de sus padres y sus abuelos, me di cuenta que a cada lugar que iba veía cosas y costumbres cada vez más parecidas a las mías, más parecidas a las de un habitante de una gran ciudad como lo es la Ciudad de México, que aunque con costumbres del pasado arraigadas hasta cierto punto, es una ciudad con un acceso a la tecnología y medios de comunicación con un muy marcado estilo de vida de tipo occidental. Fue cuando me di cuenta que estaba siendo testido de un fenómeno que se ha dado en muchos capítulos de la historia de la humanidad, la muerte de un pueblo, de una cultura o una civilización.

No sólo mueren las personas, también los pueblos; lo hemos leído desde niños en los libros de la escuela, sólo que en esta ocasión me di cuenta de que estaba siendo testigo. Colectivamente estamos siendo testigos del mayor cambio en la historia, del mayor flujo migratorio en varios países desde la 2da Guerra Mundial.

La historia de la humanidad está llena de ejemplos de este tipo, el Imperio Romano y su influencia en los países que dominó, los efectos de la llegada de los Europeos a América. Un ejemplo muy triste es lo que sucedió en lo que hoy conocemos como Argentina y asesinato de prácticamente toda la población nativa, especialmente en La Tierra de Fuego y La Patagonia.En México, según estadísticas del INEGI, el 7% de la población habla alguna lengua indígena, el restante hablamos español, la lengua de los colonizadores, de igual forma la mayor parte de la población es lo que hoy denominamos mestiza, la raza original es claramente minoría siendo de entre un 10 a un 18% de la población de México. España misma fue ocupada por los Moros por siete siglos desde el año 711.

Tan fascinante es conocer los misterios de la raza indígena en América, la raza negra en África, la milenaria cultura India y China, como también lo es conocer a los blancos y sus diversas culturas y que actualmente manifiestan un miedo de perder su cultura y sus costumbres, aunque no podemos negar que hay un cierto dejo racista en su discurso, claro sin generalizar.

Personalmente perdí lo que me motivaba a viajar a ciertos lugares en los que literalmente sentía que estaba en “otro mundo”, es una de las experiencias más fuertes que he experimentado, perdí esta motivación al sentir que ya todo era igual. ¿Es eso lo que desagrada a muchos sobre la globalización? ¿la gente del futuro se comportará toda igual y les gustará lo mismo y lucirá igual? No lo se, y no se si esté bien o mal, no creo que valga la pena lamentarse por eso, ha sucedido siempre, solo que ahora es a nivel global. Camino como observador de la historia y miro hacia donde nos lleva esta gigantesca ola de cambio, que por cierto va muy rápido, y pienso que es importante recordar que nada es para siempre.

Puede gustarnos o no, pero hay que recordar que fenómenos como la  migración y la mezcla cultural no son algo nuevo. No se si aquello del Marxismo Cultural sea cierto, veremos como se desenvuelve esta historia.

Referencias:

http://cuentame.inegi.org.mx/poblacion/lindigena.aspx?tema=P

https://www.independent.co.uk/voices/george-soros-caused-refugee-crisis-breitbart-muslim-takeover-biggest-threat-alt-right-global-a7419291.html

https://www.usnews.com/news/slideshows/10-countries-that-take-the-most-immigrants?slide=2

https://www.swissinfo.ch/eng/business/migration-series_europe-s-immigration-balance-sheet/42495760

https://www.theguardian.com/news/datablog/2016/jan/06/refugee-influx-helps-halt-decline-in-germanys-population

https://www.theguardian.com/world/2015/dec/31/merkel-urges-germans-to-see-refugee-arrivals-as-an-opportunity-in-new-year-address

https://www.economist.com/europe/2018/06/30/confusion-over-immigration-and-crime-is-roiling-european-politics

https://www.bbc.com/news/world-europe-42557828

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies